Musetta (11a.). Una husky maravillosa, atípica y su triste desenlace. Tiene un corazón fuerte, a pesar de sus 11 años, y sigue con ganas de jugar y correr como si fuera una niña.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Musetta (11a.). Una husky maravillosa, atípica y su triste desenlace. Tiene un corazón fuerte, a pesar de sus 11 años, y sigue con ganas de jugar y correr como si fuera una niña.

Mensaje por Aíram el Jue Nov 26, 2009 10:39 pm

Difundo:

HEMBRA/

Somos una pareja de 63 y 67 años y tenemos a una Husky maravillosa y atípica. Digo que es atípica porque es cariñosa, mimosa, amiga de todos los seres humanos, cuanto más pequeños mejor.

Ha ayudado a todos los niños del barrio, con miedo a los perros a superarlo, hasta el punto de encontrarlos al día siguiente en animada conversación, perra y niño uno sobre el otro y bien abrazados.

La han utilizado de poney, como muñeco para peinarla y darle de comer, le han reñido cuando lo creían conveniente (como si fueran sus madres o padres), han jugado al futbol con ella, etc.



En resumen, es una perra “obediente”, muy cariñosa, bien educada, y acostumbrada a vivir con humanos, tanto mayores como niños.

Siempre ha vivido en casa y, aunque tiene su cama, siempre hace guardia de habitación en habitación para ver que todos estamos bien.



Os preguntaréis “ y qué problema hay con esta perra?”.

Ella no tiene problemas, está sana y bien cuidada.



El problema lo tenemos nosotros, serios problemas de salud, movilidad física por asuntos familiares, …

No quiero aburriros con nuestros problemas pero éstos afectan a Musseta (es el nombre de nuestra perra).

Cada vez que tenemos que salir y no la podemos llevar la dejamos en un hotel especializado. Al principio volvía con muchos caprichos, nos cobraba el abandono como cualquier hijo pequeño, costaba que volviera a comer o respetara las normas establecidas, pero en un par de semanas se resolvía. Esto ocurría como mucho una vez al año o menos, porque, como antes he dicho, allí donde nosotros íbamos ella venía con nosotros.



El problema surgió hace 2años más o menos. Tuvimos que hacer un viaje al que no podíamos llevarla por razones de fronteras y por la situación del lugar al que íbamos.

Como siempre, la dejamos en el hotel con mucha pena pero tranquilos porque iba a estar muy bien atendida.

El problema se presentó a la vuelta, había adelgazado, tenía heridas, …, parecía un perro abandonado.

Hablamos con los responsables del lugar y nos dijeron que estaba muy estresada, que lloraba mucho, que no comía, etc.

Hemos probado con otros centros especializados, y durante menos tiempo, máximo una semana; pero nada, sigue llorando y vuelve como loca. Tanto es así que en cuanto ve una bolsa grande o maleta, aunque sea de un amigo, en casa se pone a llorar y no se separa ni para hacer pis, cada vez es más difícil tranquilizarla.

Esta semana hemos sufrido un percance y la hemos dejado en casa con nuestras hijas, pues nosotros hemos faltado 6 días. En este periodo aunque las niñas la quieren, juegan con ella, la sacan, etc. Ha roto la puerta y un armario del salón, ha hecho pis y cacas en casa, tiene miedo a la oscuridad, ha intentado meterse en la cama de todas las niñas,…

Todo esto es por miedo, porque cree que está sola, en definitiva le falta el jefe de la manada y se siente desorientada.

Los veterinarios le han recetado ansiolíticos para ver si descansa y deja descansar por las noches pero no está dando resultado, si mi marido (“el jefe”) está en casa y se ocupa de ella no hay problema pero si es otra persona de la familia pueden renacer los problemas.



En este momento me encuentro en otra provincia con mi hija la mayor y mi marido está en el domicilio familiar con el resto de la familia pero por el percance sufrido no puede atenderla como es debido y, como ya he dicho, el resto de la familia, aunque lo hacen con todo el cariño, no sirve.

Como última solución los veterinarios nos dijeron que la lleváramos a algún lugar de acogida para perros abandonados ( pero nosotros sabemos que allí duraría poco) o simplemente que la “durmiéramos”para que no sufra más.



El próximo mes yo tengo que ir a Tindouf, a los campamentos de refugiados saharauis y mi estancia será larga, mi marido no puede venir porque no podemos llevar a Musetta y por otro lado tampoco puede hacerse cago de todo, niñas, estudios, casa y Musetta.



He visto en vuestra página web que encontráis familias para perros nórdicos, Musetta está completamente sana (hace dos semanas se le hizo un chequeo completo para descartar cualquier alteración que provocara estos enfados), tiene un corazón fuerte, a pesar de sus 11 años, y sigue con ganas de jugar y correr como si fuera una niña.



Contacto: info@protectora-jaca.org







_________________
Alma de verdugo, corazón de hierro, ¡¡¡maldita sea la mano que mata un perro!!!
La batalla realmente perdida es aquella por la que no luchamos...

¡Hola! No olvides leer las normas Guiñar.
avatar
Aíram
Administradora

Cantidad de envíos : 795
Localización : España.
Fecha de inscripción : 30/06/2008

Ver perfil de usuario http://elmundoanimal.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.